Programa Nacional ONU-RED

9.169244128755, -79.514590501785

La Autoridad Nacional de Ambiente de Panamá (ANAM) presentó una propuesta para la preparación nacional REDD+ al Forest Carbon Partnership Facility (FCPF) y ONU-REDD en junio del 2009. Tanto la FCPF como ONU-REDD solicitaron a Panamá garantizar la participación de las partes interesadas. Las agencias de la ONU trabajaron por un periodo de tres semanas, con los representantes de la Coordinadora Nacional de Pueblos Indígenas de Panamá (COONAPIP), para revisar la propuesta e incluir sus prioridades entre las cuales estaba la ratificación del Convenio No. 169 y el reconocimiento legal y titulación de sus territorios. Se esperaba que COONAPIP sería responsable de la consulta y desarrollo de capacidades de los pueblos indígenas. Sin embargo, la COONAPIP no era un ente legal autorizado para recibir fondos y no era aceptado por todos los constituyentes como organización encargada de la implementación en los territorios. Por otra parte, los compromisos del Estado hacia las prioridades indígenas no estaban claros. En febrero 2013, COONAPIP alegó que no se estaban respetando los derechos indígenas y anunció su retirada del programa ante lo cual éste quedó suspendido en marzo del 2013. Naciones Unidas encargó una investigación independiente que concluyó que era necesario garantizar un proceso participativo adecuado con funciones y responsabilidades claras y una mejor inclusión de los pueblos indígenas en la ejecución de las actividades. La ANAM planteó el compromiso de continuar con la preparación del Programa ONU-REDD Panamá en colaboración con la COONAPIP y ambos elaboraron una Agenda Medioambiental con un marco de resultados revisado del Programa Nacional. La evaluación también concluyó que las Directrices ONU-REDD sirvieron como salvaguardas para garantizar la consulta pero no proporcionaron un adecuado control de calidad en el diseño del programa. El gobierno de Panamá se comprometió a llevar a cabo un Plan de Participación Pública (PPP) con los afrodescendientes, las comunidades campesinas, y las organizaciones e instituciones públicas privadas y sociales vinculadas con la gestión del bosque, en el que tienen un papel central y diferenciado los pueblos indígenas. Se acordó con COONAPIP la metodología e instrumentos financieros para que el proceso de consulta en los pueblos indígenas sea autogestionado y basado en el respeto a las autoridades tradicionales.

Tipo de Consulta
Programa de medio ambiente
Territorios Afectados

Todo el territorio nacional.

Países
Panamá